domingo, 2 de abril de 2017

Hercólubus y el Sol

Todos los planetas del Sistema Solar giran en torno al Sol en un mismo plano, llamado “plano invariable o invariante”, con pequeñas desviaciones. Ese plano, sin embargo, gira con una inclinación de seis grados con respecto al Sol, lo que da la apariencia de que el mismo Sol es el que está ladeado.

Desde que este fenómeno fue descubierto a mediados del s.XIX por Sir Richard Carrington hasta ahora, nadie había encontrado una explicación convincente para producir tal efecto. «Es un misterio tan arraigado y tan difícil de explicar que la gente simplemente no habla de ello», dice Mike Brown, el astrónomo que predijo recientemente la existencia del Planeta Nueve junto a su colega Konstantin Batygin [1].

Sin embargo, parece que este misterio secular ha sido resuelto. En el año 2016, dos equipos independientes de astrónomos, uno norteamericano y otro franco-brasileño, publicaron casi simultáneamente dos trabajos de investigación que mostraban que esa inclinación de 6º podía ser explicada por la influencia de un enorme planeta, el Noveno Planeta, aún no descubierto y situado en borde exterior de nuestro sistema solar. 

PRIMER EQUIPO
El primer equipo, formado por Elizabeth Bailey, Mike E. Brown y Konstantin Bating, pertenecientes al California Technology Institute (Caltech), publicaron el 21 de octubre de 2016 en la revista The Astronomical Journal, (volumen 152, número 5), el artículo “Solar Obliquity Induced By Planet Nine” (“Inclinación solar inducida por el Noveno Planeta”). Una vez aceptado para su publicación, este trabajo fue presentado en el 48 Encuentro de la Division for Planetary Sciences (DPS) de la American Astronomical Society, celebrado los días 16-21 de octubre de 2016.

Estos investigadores abordaron el problema de la inclinación solar suponiendo que era debida a una fuerza gravitatoria externa. Para comprobar esta hipótesis, usaron un modelo analítico dinámico para observar cómo las interacciones entre el Noveno Planeta y el resto del sistema solar podrían afectar a sus órbitas en el curso de los últimos 4.500 millones de años. 

Los resultados obtenidos demostraron que la inclinación solar de 6º puede explicarse por la influencia de un enorme planeta desconocido,el Noveno Planeta/Planeta X/¿Hercólubus?, con una masa entre 5 -20 veces la masa de la Tierra y con una órbita elíptica e inclinada (~30º) respecto al plano invariable, presentando un perhelio (punto más cercano al Sol) de ~250 UA (Unidades Astronómicas).
  • 1 UA = distancia Tierra-Sol, ~150 millones de km.
Crédito imagen: E. Bailey, M. E. Brown y C. Bating. Textos en español nuestros
Tanto el intervalo de masa para este Noveno Planeta, como sus parámetros orbitales, son consistentes con los calculados para este mismo planeta en trabajos anteriores de Mike E. Brown y Konstantin Bating [1] y [2], donde lo abordaban desde otra perspectiva diferente (modificación de las órbitas de asteroides muy lejanos).

SEGUNDO EQUIPO
El segundo equipo de astrónomos estaba formado por Rodney Gomes, Rogerio Deienno y Alessandro Morbidelli, los cuales publicaron el 22 de diciembre de 2016 en la revista The Astronomical Journal (Volume 153, Number 1) el trabajo titulado, “The inclination del planetary sistem relative to the solar equator may be explained by the presence of Planet 9”, (“La inclinación del sistema planetario respecto al ecuador solar puede ser explicada por la presencia del Noveno Planeta”). 

Este equipo de científicos evaluaron los efectos de un planeta distante, el Noveno Planeta, en la dinámica de los planetas gigantes del sistema solar. La gran masa conjunta de estos planetas gigantes, (Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno) es la que determina, en casi su totalidad, el plano invariable del sistema planetario.

Para este trabajo, desarrollaron un modelo analítico para mapear la evolución de la inclinación del plano invariante de los planetas gigantes en función de diferentes masas del Noveno Planeta, de su inclinación, excentricidad y semieje mayor de su órbita. También realizaron simulaciones numéricas del movimiento de los planetas gigantes y el Noveno Planeta para comprobar los valores analíticos obtenidos.

Los resultados finales de esta investigación son compatibles, en general, con los del equipo de Caltech, ya comentados anteriormente, tanto en atribuir esa inclinación de 6º a la presencia del Noveno Planeta, como en el rango de masas y la inclinación de la órbita que se le atribuyen, aunque con excentricidades algo mayores.
  • Excentricidad de una órbita: desviación de su forma respecto a un circulo. Excentricidad alta = forma + elíptica, excentricidad baja = forma + circular.
CONCLUSIONES
Ya empiezan a ser numerosos los trabajos de investigación publicados en prestigiosas revistas científicas por astrónomos de primera fila que, desde diferentes puntos de vista, señalan la presencia de un enorme planeta que cíclicamente penetra en el interior de nuestro sistema solar dejando señales de su presencia.

Parece que cada vez está más cerca de hacerse realidad el planeta gigante Hercólubus, descrito en 1998 por V.M. Rabolú en su libro Hercólubus o Planeta Rojo.

REFERENCIAS
1.- Konstantin Batygin y Michael E. Brown, "Evidence for a Distant Giant Planet in the Solar System", The Astronomical Journal, volumen 151, número 2, 20 enero 2016.
2.- Michael E. Brown y Konstantin Batygin, "Observacional Constraints on the Orbit and Location of Planet Nine in the Outer Solar System", The Astrophysical Journal Letters, volumen 824, número 2, 17 de junio de 2016.


DESCARGAR ARTÍCULO
PDF
MEGA - Mediafire
MD5:74DB832E3299017747686C07E1B8A1C6
SHA-1: 0FEA053B02114A23784509466EE27B9CB80041E7

No hay comentarios:

Publicar un comentario