sábado, 27 de enero de 2018

Ciclo Mortal (y II)

En las entradas anteriores hemos visto que hay extinciones masivas asociadas a impactos de grandes asteroides/cometas y, por otro lado, que varias de esas extinciones se producen periódicamente, de forma extremadamente regular, en un intervalo de 26-27 millones de años. Entonces la cuestión siguiente sería preguntarse: ¿tendrán los grandes impactos de asteroides la misma periodicidad que las extinciones masivas?

El primer trabajo científico sobre este tema lo hicieron Walter Álvarez, el descubridor del asteroide de Chicxulub, y Richard Muller, ambos de la Universidad de California, Berkeley. En 1984, publicaron [1] un estudio de  posible periodicidad de 13 cráteres con un diámetro mayor de 10 km y con edades comprendidas entre 5 - 250 millones de años.
 Crédito imagen: Álvarez&Muller [1] /Hercoblog. Clic en imagen para agrandar
Sus resultados mostraban que los cráteres estudiados tenían una periodicidad de unos 28 millones, que era compatible (dentro de los límites de error) con los 26 millones de años de Raup&Sepkoski para las extinciones masivas de fósiles marinos.

Análogo resultado obtuvieron en 2015, Michael Rampino (Universidad de New York) y Ken Caldeira (Carnegie Institution), cuando realizaron análisis de series de tiempo de cráteres de impacto y extinciones masivas [2], usando los nuevos datos disponibles que ofrecían una mayor precisión en la estimación de edades.

Encontraron un patrón cíclico en el período de tiempo estudiado (250 millones de años) que mostraba que, tanto los impactos de asteroides como las extinciones masivas, tenían lugar cada 26 millones de años.
Crédito imagen: Rampino&Caldeira [2]. Clic en imagen para agrandar
"La correlación entre la formación de estos impactos y los eventos de extinción en los últimos 260 millones de años es llamativa y sugiere una relación de causa y efecto.", "Este ciclo cósmico de muerte y destrucción ha afectado, sin duda, a la historia de la vida en nuestro planeta", comentó M.Rampino.
Némesis versus Planeta X/Planeta 9
Al publicarse en los años 1980 esta relación cíclica impacto/extinción masiva, varios equipos científicos se lanzaron a buscar cuál era la causa extraterrestre que provocaba estas extinciones periódicas, y examinaron las posibilidades que eran más lógicas: una estrella desconocida ("Némesis"), compañera del Sol, o un planeta gigante (Planeta X/Planeta 9), sin descubrir, en los límites de Sistema Solar. En ambos casos, la influencia gravitatoria de estos cuerpos masivos perturbaría las órbitas de los objetos de la Nube de Oort, arrojando un gran número de ellos ("lluvia de cometas") hacia el Sistema Solar interior, parte de los cuales podrían impactar con la Tierra.
 La Nube de Oort (crédito imagen: theplanets.org)
Trataremos estas dos alternativas en futuras entradas de este blog.

REFERENCIAS
[1] "Evidence in Crater Ages for Periodic Impacts on the Earth", Walter Álvarez y Richard A. Muller, Nature, 308, 718-720, 1984.
[2] "Periodic impact cratering and extinction events over the last 260 million years", Michael R. Rampino y Ken Caldeira,  Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, Volume 454, Issue 4,  Pages 3480–3484, 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario